"Viento de furioso empuje" se presentó en El Corte Inglés de Barcelona

viernes, 20 de diciembre de 2013

El rosario musulmán

Acto de presentación de Viento de furioso empuje en la Universidad Popular de Mazarrón
La novela histórica Viento de furioso empuje se desenvuelve en el ámbito del islam (no confundir con el islamismo, que sería la variante política más fanatizada), narra también su llegada a Hispania, en el año 711 y la asombrosa conquista, mediante un reducido ejército donde predominaba una población berébere tibiamente conversa, de la que fue una gran nación unitaria con capital en Toledo. Diríase que el conocimiento histórico de la época es bastante limitado en cuanto a las causas que motivaron esa llegada a la península Ibérica y, sobre todo, cómo fue posible semejante conquista en tales condiciones de inferioridad musulmana. En la obra se ofrece una amplia respuesta a todo ello.


Venta de ejemplares destinados a la firma en el acto de presentación
A continuación, como complemento a otras anotaciones destinadas a facilitar la comprensión del posible lector de la obra, y dentro del apartado "Curiosidades" creado en este blog, hoy me he decidido a escribir sobre el rosario musulmán, cuyo uso se cita en la novela.

El rosario musulmán dispone de treinta y tres o noventa y nueve cuentas, que representan los nombres o atributos de Dios (Allāh en árabe). Cuando se trata del rosario ensartado con treinta y tres cuentas, que es el más corriente, puede llevar otras tres cuentas de añadidura, que sirven para que el devoto marque el número de vueltas que le ha dado. En realidad, todo rosario es una especie de ábaco o medidor que sirve sin más para no descontarse en las oraciones, valga la expresión.

Rosario de ámbar
El uso del rosario no basta por sí solo, los rezos que se practican son un complemento a la oración en la mezquita o en el oratorio y consisten en que el fiel, ya a solas, pronuncie los nombres de Dios o repase las cuentas en silencio. Eso sí, durante el rezo no debe de abandonarse en ningún momento cualquiera de las cuatro condiciones para que la oración sea válida cuando se practica en la mezquita:

1) Niyya, intención de cumplir lo prescrito en el Corán.
2) Takbir, fórmula que consiste en recitar que "Dios es más grande" (Allāh akbar).
3) Rak'a-s, conjunto de gestos y palabras que deben efectuarse durante la oración.
4) Sahada, profesión de fe que debe pronunciarse sentado sobre los talones.

Rosario de ébano

En cuanto a los nombres o atributos de Dios, digamos que la tradición afirma que el nombre número cien se desconoce. Hay quien sostiene, no obstante, que se haya oculto en El Corán.

Finalmente cabe recordar que el rosario musulmán, a su vez de origen hindú, es anterior al rosario cristiano.

2 comentarios:

  1. Muy bien, veo que eres ya un experto en Blogger. Está bien el blog. Aunque ya se sabe que un blog no está nunca del todo bien. Es una lucha incesante. Ja, ja. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bucan: Muchas gracias por tu comentario, un saludo afectuoso.

      Eliminar