"Viento de furioso empuje" se presentó en El Corte Inglés de Barcelona

miércoles, 4 de enero de 2012

La misión del personaje


Creo que no hay novela que se precie en la que el personaje principal no deba cumplir una misión trascendental que procure ultimar mediante la superación de ciertos riesgos y el uso de algún ingenio. Cierto que hay relatos intimistas más o menos novelados donde los personajes apenas salen de un recinto y nada les guía salvo el intercambio de ideas relacionadas con su propio yo traumatizado. Desde luego, "Viento de furioso empuje no es una de esas novelas que transcurren en la habitación de un Motel, pongamos por caso.


Todo lo contrario, al protagonista le impulsa la búsqueda de un objeto valiosísimo mediante el cual —según le han informado— tal vez pueda llegar a conocer el futuro del islam, una religión sobre la que Yunán aspira a que forme parte de las tres o cuatro civilizaciones que conformaron la especie humana, pero de la que sospecha que puede llegar a radicalizarse con el tiempo y encerrar en su seno, esclavizándolas, a millones y millones de personas. La búsqueda de ese objeto tan valioso se convierte para Yunán en algo obsesivo, hasta el punto de no dudar en desplazarse desde Damasco al Magreb extremo y posteriormente pasar a Hispania.

Aun cuando "Viento de furioso empuje" es una obra minuciosa desde un punto de vista documental, es preciso aclarar que la narración carece de rigidez y va dirigida al gran público aficionado a la novela histórica. También es una obra adecuada para las personas que desean disfrutar leyendo aventuras, hechos misteriosos, crímenes sorprendentes, viajes, tramas de poder..., además de incluir ciertas dosis de humor y descripciones alegóricas o exegéticas relacionadas con la época, principios del siglo VIII.

No hay comentarios:

Publicar un comentario